Un grupo de jóvenes entusiastas se sumó a las actividades dentro del Día Mundial del Medio Ambiente, con un llamado contundente a las autoridades de los tres niveles a crear serias políticas ambientales y generar alternativas para que las familias campechanas hagan conciencia de la problemática que deteriora cada día más la biodiversidad.

Con pancartas hechas de cartón reciclado y consignas como “No más plásticos”, los jóvenes se reunieron en el parque principal, en donde más personas empáticas con la causa se integraron para marchar por las principales calles del Centro Histórico y hacer entrega de un pliego petitorio ante el Congreso del Estado, el Palacio de Gobierno Estatal y el Palacio Municipal.

Francisco Javier Vázquez Ireta, presidente del Grupo Juvenil Benito Juárez y Manuel Jesús Miss Solórzano, presidente estatal de “Adelante Jóvenes por la Patria” A.C., encabezaron la manifestación pacífica, y exigieron en su documento la eliminación de los plásticos de un solo uso en todo el estado.

Asimismo pidieron que, a quienes se dedican a comercializar estos productos les sea dado un plazo de dos años para encontrar un nuevo ingreso económico más noble con el entorno.

URGEN A EDUCAR

Vázquez Ireta y Miss Solórzano destacaron lo indispensable que es la educación ambiental íntegra, por ello proponen que sea obligatoria esta enseñanza en todos los niveles educativos; también exigieron reducir el uso del automóvil particular y fomentar la cultura ciclista.

“Es responsabilidad de todos, pasan los años y el problema ambiental solo sigue empeorando y a nadie parece preocuparle; no vemos políticas enérgicas efectivas que den resultados y frenen el deterioro ambiental, pero se sigue destruyendo la selva, se contaminan nuestras agua y se extinguen los animales”, expresó Vázquez Ireta.

Otras de sus planteamientos más significativos es tipificar en el Código Penal del Estado de Campeche la conducta denominada “Ecocidio” y que sea penalizado con la reposición total del daño y multas más rigurosas.

Por último solicitaron crear más espacios o foros en donde se dialoguen alternativas “verdes”, e incentivar la participación ciudadana.