Entre las anomalías que deberá aclarar la Secretaría de Salud de Quintana Roo, están 40 plazas que no cuentan con la documentación que acredite el perfil de la plaza, bajo la cual cobraron sueldos por 10 millones 617 mil pesos durante el ejercicio fiscal 2018.

 

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó pagos indebidos a personal de los Servicios Estatales de Salud (SESA) de Quintana Roo por 10 millones 617 mil pesos que fueron extraídos del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA) de 2018, recursos que no están etiquetados para pago de personal, además de que detectaron que los trabajadores no cumplen con los requisitos establecidos para el puesto desempeñado durante el ejercicio fiscal de 2018.

Descubre Auditoría gastos irregulares por 10 mdp en salud
La Auditoría detectó que se pagaron indebidamente 10 millones 617 mil pesos durante el ejercicio fiscal 2018, en sueldos a 40 plazas irregulares.

De acuerdo con la auditoría 1241, realizada a la SESA, específicamente en el FASSA de 2018, la ASF reportó un total de nueve pliegos de observaciones, algunas señaladas con probable daño o perjuicio a la Hacienda Pública Federal que aún se encuentra en proceso de notificación a las autoridades correspondientes para que atiendan las observaciones señaladas y en su caso hagan la devolución del dinero a la Tesorería Federal (Tesofe).
El reporte oficial de las inconsistencias encontradas por la ASF, fueron entregadas recientemente a la Cámara de Diputados, como parte de la primera parte del Informe de Resultados de la Fiscalización de la Cuenta Pública 2018 de Quintana Roo.
De acuerdo con la auditoría de la ASF, entre las anomalías que deberá aclarar la SESA, actualmente dirigida por la secretaria, Alejandra Aguirre Crespo, es en el rubro de “servicios personales”, esto debido a la revisión de 183 expedientes de personal de la SESA, proceso en el que la Federación encontró 40 plazas que “no cuentan con la documentación que acredite el perfil de la plaza bajo la cual cobraron sueldos durante el ejercicio fiscal 2018 a los cuales se les realizaron pagos indebidos por 10 millones 617 mil pesos”.

Descubre Auditoría gastos irregulares por 10 mdp en salud
La autoridad fiscalizadora también detectó anomalías en sueldos y prestaciones otorgadas al personal de mandos medios y superiores de SESA.

Por estos procesos, la ASF determinó un probable daño o perjuicio a la Hacienda Pública Federal equivalente a 10 millones 617 pesos más los rendimientos financieros generados desde su disposición hasta su reintegro a la Tesofe, esto por realizar pagos con recursos del FASSA de 2018 para el pago de personal que no cumplió con los requisitos establecidos para el puesto desempeñado, lo que es considerado como un incumplimiento directo en las Condiciones Generales de Trabajo 2016-2019 del Catálogo Sectorial de Puestos de la Rama Médica, Paramédica y Grupos Afines.
La autoridad fiscalizadora también revisó los sueldos y prestaciones otorgadas al personal de mandos medios y superiores de SESA y detectaron que excedieron el tabulador autorizado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), por un monto de 16 millones 498 mil pesos, lo que se configuró un probable daño o perjuicio a la Hacienda Pública Federal por incumplimiento en la Ley de Coordinación Fiscal en sus artículos 29 y 49, además de violar las Condiciones Generales de Trabajo de la Secretaría de Salud 2016-2019.
La ASF también detectó que SESA realizó pagos con recursos del FASSA de 2018 a ocho trabajadores comisionados al sindicato, esto sin contar con la autorización de la Secretaría de Salud Federal, por un monto equivalente a tres millones 36 mil 497 pesos que generó un probable daño o perjuicio a la Hacienda Pública Federal.
Finalmente, la autoridad fiscalizadora también detectó que SESA destinó recursos del FASSA 2018 para el pago de personal que no contó con contratos de prestación de servicios y también registró pagos en exceso al importe del convenio del personal eventual, pagos a personal eventual de otros programas distintos al fondo, que generó daños a la Hacienda Pública Federal por 11 millones 932 mil 134 pesos.

El informe de la ASF detalla que la SESA no cuenta con mecanismos suficientes para fortalecer el ejercicio de los recursos de manera eficiente, así como en el cumplimiento de las leyes y disposiciones normativas, y aún presenta deficiencias para prevenir riesgos que pudieran afectar el cumplimiento de metas y objetivos, esto debido a que se detectaron incumplimientos en transferencia de recursos, registro e información de operaciones, servicios personales y transparencia en el ejercicio de los recursos.
De acuerdo con el FASSA 2018, los recursos deben ser utilizados exclusivamente para cubrir necesidades de salud para la población que no tiene seguridad social también conocido por la Secretaría de Salud como “población abierta”, a través de acciones de atención prevención y promoción de la salud.

El dinero también puede ser utilizado para crear el mecanismo de protección contra riesgos sanitarios, la promoción de la salud y prevención de enfermedades, la mejora de la calidad de atención de salud, además del abasto y entrega oportuna de medicamentos, por lo que los recursos no funcionan para pago de nómina o personal de SESA.
FSTE sostiene que las irregularidades detectadas por ASF son responsabilidad de SESA
Aunque la ASF reconoce que los recursos del FASSA 2018 no fueron transferidos a cuentas bancarias de otros fondos o programas distintos a los objetivos al fondo, la Tesofe depositó 1,629,307 pesos y se realizó afectaciones presupuestales por 16,766 pesos para el pago a terceros en los que están involucrados la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTE) y el Fondo de Ahorro Capitalizable de los Trabajadores al Servicio del Estado (Fonac).

Descubre Auditoría gastos irregulares por 10 mdp en salud
A la revisión de 183 expedientes de personal de la SESA, la Auditoría Superior de la Federación detectó diversas irregularidades.

Por su parte, la titular de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTE), Martha Morga, el gremio está conformado por más de 12 mil trabajadores de la salud en el estado y recordó que, desde diciembre de 2018, la Federación asumió el control de la nómina del personal de la SESA, para hacer revisiones directas a los presupuestos.

El sindicato ‘se lava las manos’

La titular de la FSTE sostuvo que existe un proceso para la asignación de perfiles o puestos, y es decisión de la SESA la validación de las mismas, y únicamente el sindicato le permiten aportar la mitad de propuestas de perfiles de trabajadores, pero que es la autoridad quien las valida, por lo que trabajadores de la salud exigen la renovación del líder de la FSTE por colocar personal no apto para los puestos
Lo anterior, aunado a las anomalías encontradas por la ASF directamente en los expedientes a trabajadores, al interior de los gremios sindicales específicamente el que dirige Barbaciano Sansores Matos, líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSSA).
De acuerdo con trabajadores de la SESA, el líder sindical se ha mantenido en el cargo por más de seis años y en febrero de 2019, debió iniciarse un proceso de renovación de los liderazgos del SNTE; sin embargo, han pasado más de cuatro meses sin que se abra una nueva convocatoria.
Entre las quejas del personal de salud en Quintana Roo se encuentra que el líder sindical ha beneficiado a una serie de personas, que no cuentan con el perfil académico para ocupar una plaza en el sector salud, dejando fuera de esos beneficios a trabajadores que cuentan con mayor antigüedad.
Entre los puestos que fueron asignados a personas cercanas al líder sindical y de acuerdo a las versiones de los trabajadores del sector salud manifiestan que no cuentan con el perfil para ejercer el cargo a nivel académico, estas son las plazas de técnico de estadísticas de salud, promotores de salud, además de anomalías de transferencia de plazas federales a trabajadores sin contar con título profesional o cedula que acredite sus conocimientos.

Quieren nuevo líder sindical

Aunado a las anomalías encontradas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) directamente en los expedientes a trabajadores de la Secretaría de Salud (SESA), vinculados con gremios sindicales, trabajadores de salud en el estado solicitan a las autoridades de gremios sindicales, específicamente al que dirige Barbaciano Sansores Matos, líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSSA) que se realice una nueva convocatoria para elegir un nuevo representante.
De acuerdo con trabajadores de la SESA, el líder sindical se ha mantenido en el cargo por más de seis años y en febrero de 2019, debió iniciarse un proceso de renovación de los liderazgos del SNTSSA: sin embargo, han pasado más de cuatro meses sin que se abra una nueva convocatoria.