Califica la magna obra como un acto de justicia

Entre rituales encabeza López Obrador el arranque del proyecto del Tren Maya

El presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció ayer estímulos y subvenciones a los empresarios para que inviertan en los trabajos del Tren Maya.

Al comenzar la construcción de la obra en Palenque, Chiapas, el titular del Ejecutivo federal convocó a empresarios para que participen en este proyecto.

“Si se hacen cargo de un tramo, previa licitación, se garantizará el derecho de vía, así como apoyos y subvenciones por cada kilómetro bien construido”, dijo. “No es un capricho o imposición porque yo sea del sureste de México. Esta obra es sobre todo un acto de justicia, porque ha sido la región del país más abandonada”, expresó en la ceremonia que incluyó rituales para pedir permiso a la Madre Tierra para la obra.

López Obrador aseguró que en cuatro años se logrará finalizar los más de 1,500 kilómetros de vías que contempla el ferrocarril, que cruzará cinco estados: Tabasco, Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, cuyos gobernadores estuvieron en el acto.