Una de las razones por la que Nicole Gordillo Gómez renunció como reina del Carnaval de Campeche se debió a la imposición de un contrato de confidencialidad, que decía que en caso de incumplimiento a cláusulas específicas se actuaría legalmente en contra de su madre Nicola.
Trascendió que su salida se debió a múltiples factores, como la falta de apoyo logístico y económico de la Comuna de Campeche, así como la imposición de un contrato en el que también se estipulaba su participación en cada uno de los eventos que el Ayuntamiento dispusiera para ella y en caso de incumplimiento, derivaría en un proceso legal en su contra.
El documento con 14 cláusulas especificaba que no podría renunciar a ningún requerimiento o petición de la Comuna, que solo podría estar exenta por causas de fuerza mayor, como huelgas, guerras, desastres meteorológicos u otro tipo de imprevistos.
El contrato iba a ser firmado entre el titular de la Dirección de Turismo y Cultura, Saúl Ancona Salazar, como representante del municipio y la madre de la reina, Nicola Gómez de Gordillo, quien fungiría como su representante, por lo que ante cualquier situación que no se pudiera cumplir, se hubiese acudido a instancias de impartición de justicia para tomar las decisiones pertinentes en casos de controversia.
La situación no pasó a mayores debido a la renuncia al cargo de Nicole Gordillo, suceso que marca el inicio de un controversial carnaval que ya levantó mucha expectativa entre la población.

Novedades Campeche